¿Quién mató a Anyela? El extraño crimen de una joven de 17 años en Yaracuy, el principal sospechoso es su novio

¿Quién mató a Anyela? El extraño crimen de una joven de 17 años en Yaracuy, el principal sospechoso es su novio

Carlos Ramiro Chacín
Por Carlos Ramiro Chacín 2 Min de Lectura
2 Min de Lectura

Las autoridades están investigando el extraño asesinato de Anyela Ramos Rengifo, de apenas 17 años, quien murió de un balazo en el ojo cuando estaba consumiendo bebidas alcohólicas con dos personas en el estado Yaracuy.

La tragedia ocurrió en la noche del domingo, 30 de junio, en el callejón dos de la localidad de Yaritagua. Reportes preliminares indican que Anyela estaba con su pareja, identificado como Miguel Santeliz, y un amigo a las afueras de su hogar.

Los vecinos del sector escucharon disparos en medio de la noche, de acuerdo a Últimas Noticias. Luego salieron y encontraron el cuerpo de Anyela en el porche de su casa. De inmediato llamaron a las autoridades.

Agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) llegaron al lugar y levantaron el cuerpo de Anyela. Después lo trasladaron hasta la morgue de la localidad para la autopsia correspondiente.

¿QUIÉN MATÓ A ANYELA?

Los detectives indicaron que Anyela tenía una herida por arma de fuego en el ojo derecho. Sin embargo, las personas con las que estaba compartiendo la adolescente ya habían escapado de la escena del crimen.

Los vecinos relataron que Anyela tenía muchos problemas sentimentales con su novio, Miguel Santeliz. Asimismo, la pareja habría llegado desde Colombia hace apenas un mes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: MUJER DISCUTIÓ POR CELOS CON SU PAREJA, LO APUÑALÓ VARIAS VECES Y DESPUÉS SE ACOSTÓ A DORMIR

El Cicpc avanza en las investigaciones del asesinato. Foto: Archivo

Los habitantes de Yaritagua exigen a las autoridades que avancen en la investigación y hagan justicia en por el asesinato de Anyela. Hasta el momento, no han sido localizadas ninguna de las dos personas que estaban con ella en el momento del crimen.

Compartir este artículo