Damnificados en Cumanacoa corrieron a gobernador Gilberto Pinto

VIDEO: Damnificados en Cumanacoa corrieron a gritos al gobernador Gilberto Pinto mientras recorría la zona

Jhoan Melendez
Por Jhoan Melendez 3 Min de Lectura
3 Min de Lectura
Foto: Composición propia

Damnificados por el huracán Beryl en Cumanacoa, estado Sucre, corrieron a gritos al gobernador chavista de la entidad, Gilberto Pinto, cuando hacía un recorrido por la zona para conocer la situación.

En un video difundido en redes sociales se ve a una vecina reclamándole airadamente a la autoridad regional. Mientras tanto, otros habitantes observan a la distancia y también le gritan a Pinto.

«Mira aquí está el gobernador y la gente se volvió loca. Lo quieren sacar a palos, a mier** lo quieren sacar», dice la señora que graba el metraje. «¡Tú sabes lo que está pasando!», le increpan.

LEA TAMBIÉN: FOTOS DE UNA TRAGEDIA: LA GENTE SE NIEGA A IRSE DE LA ZONA DEL DESASTRE TRAS INUNDACIONES EN SUCRE

Posteriormente, comienzan a gritarle la consigna «y va a caer, este gobierno va a caer». En seguida, todos los presentes comenzaron a sumarse al reclamo. Esto obligó al gobernador a retirarse del sitio a pie, a quien se le vio irse refunfuñando.

En ese sentido, funcionarios de Protección Civil, PNB y GNB que acompañaban a Gilberto Pinto decidieron marcharse también. No obstante, los ciudadanos también se enseñaron contra ellos.

«Ustedes tienen familia… Sigan cuidando como estamos nosotros. Los sacamos, para afuera van», expresan. El metraje muestra además a un par de hombres protestándole en la cara a dos funcionarios de la GNB, que ni se inmutan.

Cabe mencionar que la calle del sector lucía completamente enlodada. Además, había maquinaria pesada en el sitio encargada de la limpieza.

ALGUNOS SE NIEGAN A ABANDONAR LA ZONA DE DESASTRE

Por otro lado, habitantes del poblado Las Trincheras, cercano a Cumanacoa, en el estado Sucre, se niegan a abandonar la zona del desastre tras las inundaciones causadas por la crecida del río Manzanares, tras el paso del huracán Beryl.

A pesar de que llegó ayuda a la zona, los habitantes de Las Trincheras no quieren salir de la localidad porque dicen que ahí es su hogar. «Nos negamos a dejarlo abandonado, nuestra presencia le da vida», dijeron a la periodista Ariana Agreda.

Agreda indicó que Las Trincheras fue una de las primeras localidades afectadas por la crecida del río. Tras varios días de espera, los organismos de emergencias llegaron en la tarde del jueves para ayudar a los habitantes.

Los habitantes de la localidad se organizaron en algunos sectores que no resultaron tan afectados y esperaron a que llegaran las autoridades. Mientras esperaban, se alimentaron solamente con mangos y poca comida que pudieron recuperar.

Compartir este artículo