Apenas un año de la tragedia del Titán y otro submarino

Un año después de la tragedia del Titán, otro sumergible turístico hizo inesperado anuncio

Luis Alfredo Ledezma
Por Luis Alfredo Ledezma 4 Min de Lectura
4 Min de Lectura
Archivo

Apenas un año ha pasado de la tragedia del sumergible Titán y ya se piensa en que otro submarino baje hasta el Titanic.  

Con el cierre de OceanGate, el mercado del turismo submarino parecía haberse acabado de golpe. Pero otras empresas quieren demostrar, que los viajes hacia los restos del trasatlántico más famoso del mundo, puede hacerse de manera segura.

LEA TAMBIÉN: FILTRARON LOS SONIDOS MISTERIOSOS QUE SALÍAN DEL OCEÁNO CUANDO BUSCABAN EL SUMERGIBLE TITÁN

«Si hay algo positivo que sacar de esta situación, es que se está invirtiendo más en sumergibles para aguas profundas», así lo afirmó Triton Submarines, líder del sector, en un comunicado. 

De hecho, a pocos días después de la catástrofe del OceanGate, el multimillonario Larry Connor habló por teléfono con el CEO de Triton.  

¿Su pedido? Que construyera un sumergible capaz de disipar el terror dejado por la tragedia del Titán. Uno que invite a muchas personas a viajar en submarino, incluso a tanta profundidad como los restos del Titanic. 

En concreto, que muchos puedan convencerse de que se puede hacer tal viaje de forma segura. Así lo reseñó The Wall Street Journal. 

«Quiero mostrar a la gente de todo el mundo que, aunque el océano es extremadamente poderoso, puede ser maravilloso y agradable y cambiar realmente la vida si se hace de la manera correcta», declaró Connor al diario. 

¿CUÁNDO SERÍA ESTE VIAJE?  

Triton, a través de un portavoz, aclaró a la cadena de noticias estadounidense CNN que el viaje estaba en las primeras etapas de planificación. «No podemos compartir una fecha todavía», remarcó.  

Restos del Titanic / Archivo

TITÁN, UN INTENTO QUE SALIÓ MAL  

El sumergible Titán implosionó en su ruta hacia el Titanic causando la muerte a cinco personas y, aunque siguen sin resolverse cuestiones básicas sobre lo sucedido, la investigación sigue arrojando datos que pueden explicar el evento trágico.  

Por ejemplo, este lunes, un día antes del primer aniversario del accidente, el Consejo de Seguridad del Transporte de Canadá (TSB en inglés) publicó una actualización de la investigación que constató que el Titán operó desde 2021 sin “estar registrado o certificado en Canadá o ningún otro país”. 

De hecho, para los investigadores, el peligro de los sumergibles no certificados quedó en evidencia el 18 de junio de 2023 con la tragedia del Titán. Este se trató del único batiscafo del mundo hecho con fibra de carbono y que en teoría era capaz de sumergirse a 4.000 metros de profundidad. 

Ese día, el sumergible inició una inmersión hacia el Titanic con cinco personas a bordo: el millonario paquistaní Shahzada Dawood con su hijo Suleman, estudiante de 19 años; el británico Hamish Harding; el francés Paul-Henri Nargeolet y el consejero de la firma OceanGate, Stockton Rush. 

Aproximadamente una hora y 45 minutos después del inicio del descenso se perdió comunicación con el Titán y se comenzaron las tareas de búsqueda y rescate.  

El 22 de junio, el Servicio de Guardacostas de EEUU confirmó el hallazgo de los restos de la embarcación en el fondo del océano y que todos sus ocupantes habían muerto. 

Compartir este artículo