Calor mortal registra en el Valle de la Muerte impidió visita turistas

Turistas siguen visitando el Valle de la Muerte en California, pese a que temperaturas llegan a 53°

Luis Alfredo Ledezma
Por Luis Alfredo Ledezma 2 Min de Lectura
2 Min de Lectura
La ola de calor mortal, que se registra en el Valle de la Muerte, en California (EEUU), no impidió la visita de turistas extranjeros.
Archivo

La ola de calor mortal, que se registra en el Valle de la Muerte, en California (EEUU), no impidió la visita de turistas extranjeros.  

De acuerdo a un reporte de la Voz de América (VOA), franceses, españoles, ingleses y suizos salieron del aire acondicionado de sus casas rodantes y autos arrendados para tomar fotos del árido paisaje. Uno muy diferente de las colinas verdes y montañas cubiertas de nieve de los hogares de algunos de ellos.  

LEA TAMBIÉN: OLA DE CALOR QUE AZOTA AL OESTE DE EEUU INVADIÓ TAMBIÉN AL ESTE CON TEMPERATURAS RÉCORDS

A los aventureros les gustaba la novedad, mientras los funcionarios en el parque de California advirtieron a los visitantes que se mantuvieran a salvo. 

«Me emocionó que fuera a hacer tanto calor», dijo al medio Drew Belt, residente de Tupelo (Mississippi). Dijo que siempre quizo hacer una parada en el Valle de la Muerte. Se trata del lugar que presume de tener la altitud más baja en Estados Unidos.  

Archivo

CALOR RÉCORD  

Pero, estar en este territorio, es peligroso. El Parque Nacional del Valle de la Muerte registró una temperatura de 53,3 grados Celsius (128 grados Fahrenheit) el domingo, 7 de julio, igualando el récord histórico establecido en 2007. 

Además, se pronostica que las temperaturas en el área permanecerán entre 50 y 54 grados Celsius (122 y 129 grados Fahrenheit) durante los próximos días. 

Sin dudas, estas temperaturas extremas hacen del Valle de la Muerte uno de los lugares más calurosos de la Tierra. 

Y, por si fuera poco, se espera que la ola de calor continúe durante varios días más en gran parte del oeste de los Estados Unidos, con pocas posibilidades de lluvias. 

Compartir este artículo