La fianza que debe pagar uno venezolanos acusados matar a niña

Fijaron fianza impagable a uno de los venezolanos acusados de matar a niña de 12 años en Houston

Luis Alfredo Ledezma
Por Luis Alfredo Ledezma 3 Min de Lectura
3 Min de Lectura
Archivo

Un juez ya fijó la fianza que debe pagar uno de los venezolanos acusados de matar a una niña, de 12 años, en Houston (EEUU).  

De acuerdo a la información suministrada por medios estadounidenses, Johan José Martínez Rangel, de 22 años —uno de los dos hombres acusados del asesinato, punible con pena capital, de Jocelyn Nungaray— fue arrestado bajo una fianza de hasta 10 millones de dólares.  

LEA TAMBIÉN: «NO TODO EL QUE CRUZA ES MALO«: HABLÓ ABUELO DE LA NIÑA ASESINADA EN UN ARROYO POR DOS VENEZOLANOS

El juez estatal de distrito, Josh Hill, estableció la fianza en una audiencia del tribunal. En la misma, la fiscalía señaló que las autoridades encontraron pruebas en el teléfono celular de Martínez Rangel de que intentaba salir del país, mientras la policía lo buscaba después de la muerte de Jocelyn. 

El otro acusado es Franklin José Peña Ramos, de 26. Ambos, vinculados en el crimen, ingresaron irregularmente a Estados Unidos, en fechas diferentes. 

Cortesía

SOBRE EL CRIMEN 

Todo se destapó cuando el Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) confirmó el jueves la detención de dos personas. Ambas consideradas de «interés» por el estrangulamiento de Jocelyn Nungaray. Ella era una niña de tan solo 12 años de edad, desapareció misteriosamente y su cuerpo fue encontrado en un arroyo el pasado lunes, 17 de junio.  

Hasta esos momentos, solo se sabía que estos hombres estuvieron con la menor en una tienda horas antes de que fuera hallada sin vida.   

Los investigadores dijeron, durante la conferencia de prensa, que los sospechosos comieron en un restaurante de Northborough en la noche del domingo 16 de junio y se marcharon a pie.  

Posteriormente, se encontraron con Jocelyn cerca de Kuykendahl Road y los tres caminaron hasta una tienda 7 Eleven. Luego, salieron y caminaron hasta el puente de West Rankin Road. Allí es donde Jocelyn fue asesinada.   

Lo que se precisó, es que los dos sospechosos llevaron a la niña bajo el puente, la amarraron, le quitaron los pantalones, la estrangularon y después tiraron su cuerpo en el arroyo situado al norte de Houston.   

Vale recordar, que los oficiales de Houston fueron alertados, sobre las 6:15 a. m del 17 de junio, del hallazgo del cuerpo de la menor de edad. Las autoridades informaron que ambos enfrentan cargos de asesinato capital. Es decir, son elegibles a la pena de muerte.

Compartir este artículo