Cólico nefrítico en el embarazo: Lo que debes saber

Cólico nefrítico en el embarazo: Lo que debes saber

Caraota Digital
Por Caraota Digital 3 Min de Lectura
3 Min de Lectura

Por la Dra. Carmen Mantellini 

El dolor agudo, tipo cólico durante el embarazo puede tener varias causas, una de ellas es la litiasis urinaria, que no es más que la presencia de piedras o cálculos en el riñón, que al desprenderse bajan por las vías urinarias, produciendo inflamación y dolor.

La litiasis urinaria en general es un problema relativamente frecuente en la consulta de atención primaria, y otro de sus síntomas más frecuentes es la presencia de sangre en la orina.

Algunas personas tienen litiasis sin saberlo, otras presentan síntomas atípicos como dolor abdominal de baja intensidad, mal localizado, otras tienen náuseas, alteraciones de la micción como ardor, dolor, o incluso dificultad para orinar.

La aparición de litiasis urinaria sintomática en el embarazo es un evento poco frecuente, que afecta a 1 de cada 500 a 3000 embarazos. Algunos estudios sugieren que en las pacientes que tienen litiasis urinaria, hay mayor probabilidad de tener los síntomas cuando se embarazan.

¿Por qué ocurre?

Se cree que por los cambios propios del embarazo, ocurre una mayor excreción de calcio a la orina y a un aumento del pH, lo que pudiera contribuir a la formación de cálculos.

Esto asociado a una tendencia a la deshidratación, puede favorecer aún más su aparición, de ahí que siempre es muy importante recordarle a las futuras mamás, la necesidad de mantenerse bien hidratadas y de no esperar a sentir sed para hacerlo.

La dificultad en el manejo de estas pacientes está en el alivio del dolor, ya que la mayoría de los analgésicos comunes pueden producir cambios en la circulación fetal, con impacto en la formación del líquido amniótico y en el riesgo de parto prematuro.

Adicionalmente el riesgo de la radiación ionizante propia de los estudios topográficos, lo que hace que deba usarse en primer lugar Resonancia magnética nuclear con efecto urológico, que no está disponible en todos los centros de salud.

Por lo que debemos recordar que: La hidratación es una herramienta imprescindible en la prevención. Nunca te automediques para aliviar el dolor, consulta siempre con tu médico de confianza, para evitar daños a la continuidad del embarazo y a tu futuro bebé. El manejo interdisciplinario es fundamental.

Si deseas conocer mucho más de este tema, visita mis redes sociales @Dramantellini.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

Compartir este artículo