Desalmada lanzó al perrito de su exnovio desde un doceavo piso

COLOMBIA: Desalmada lanzó al perrito de su exnovio desde un doceavo piso porque se negaba a volver con ella

Jhoan Melendez
Por Jhoan Melendez 3 Min de Lectura
3 Min de Lectura
Foto: Composición propia

La Policía del Valle de Aburrá en Antioquia, Colombia, detuvo a una desalmada mujer de 24 años, luego que discutiera con su exnovio debido a que él no quería regresa con ella y, como venganza, lanzó desde un doceavo piso a su perrito, que perdió la vida instantáneamente.

Tras presenciar el lamentable hecho, la comunidad del municipio Bello llamó a la Policía Metropolitana informando lo sucedido. El canino era un cruce de Poodle con mestizo y se llamaba «Monster».

El dueño del fallecido perrito, invadido por la tragedia, exige que a la mujer le caiga todo el peso de ley.

Monster tenía apenas un año y dos meses, es decir, todavía era un cachorro. Vivía con su dueño, que responde al nombre de Alexander Bejarano, quien además tiene otros tres caninos.

LA MUJER LO ACOSABA

Bejarano narró que él había cortado su relación sentimental con la inhumana persona seis meses antes. No obstante, ella seguía acosándolo y se rehusaba aceptar la separación. Como prueba de ello, se apersonó en el apartamento del sujeto rogándole que volvieran, pero de nueva cuenta él le dijo que no.

Tal situación desencadenó en una acalorada discusión, reseñó Infobae. Enfurecida, la mujer tomó a Monster y lo lanzó por la ventana del edificio desde el piso 12.

LEA TAMBIÉN: LLEÓ: EL PERRITO QUE SE PERDIÓ EN UNA MONTAÑA, CUANDO NO HABÍA ESPERANZAS APARECIÓ ‘MÁGICAMENTE’

«Es horrible lo que le pasó a mi perrito. Él no merecía morir así. Ella estaba molesta conmigo porque yo no quería estar con ella, y por eso tiró el perrito y lo mató. Es una asesina», expresó Bejarano a un medio local, notablemente afectado.

Las autoridades hasta ahora se han reservado la identidad de la asesina, que podría recibir hasta tres años de cárcel.

Lo más sorprendente fue la excusa de la desalmada, quien tras cometer el crimen animal, alegó que pensó que estaba arrojando una bolsa de basura, argumento que por supuesto ni Bejarano ni la comunidad acepta.

Compartir este artículo