"Vinotinto soy": Las imágenes virales de Edgar Ramírez, Lasso, Dani Barranco y Danny Ocean en el partido

«Vinotinto soy»: Las imágenes virales de Edgar Ramírez, Lasso, Dani Barranco y Danny Ocean en el partido

Kharelys Mendez
Por Kharelys Mendez 2 Min de Lectura
2 Min de Lectura
@danibarranco13

La victoria de la Vinotinto ante México no solo dejó videos virales de la celebración de los jugadores en el vestuario y es que en las tribunas los venezolanos también vivieron una verdadera fiesta al ver a la selección clasificar a cuartos de final de la Copa América.

Además, en los palcos del estadio en Los Ángeles estaban muchas figuras del medio artístico venezolano, entre ellos Edgar Ramírez, Lasso, Danny Ocean, Dani Barranco, Isra, José Rafael Guzmán, Christopher Andrade de Escuela de Nada, el comediante Abelardo, el director de cine Jonathan Jakubowicz, entre otros.

Incluso los artistas fueron colocados en las pantallas del Sofi Stadium, desatando la alegría en el público, y precisamente al ritmo de Me rehúso de Danny Ocean.

Uno de los videos más virales del juego fue la celebración tras el penal anotado por el capitán Salomón Rondón, gol que precisamente le dio la victoria a Venezuela y su pase a la siguiente ronda.

En las imágenes subidas por el propio Edgar Ramírez en sus redes se puede observar como se vivieron esos épicos momentos, que hasta de la emoción el propio actor terminó en el piso.

«Gracias Vinotinto por regalarnos esta alegría tan grande», indicó Ramírez. Al tiempo que expresó: «Vinotinto soy».

Asimismo, Danny Ocean agradeció a la Vinotinto por las alegrías dadas a la fanaticada.

«Gracias por tanta alegría @selevinotinto gracias por juntarnos. Que hermoso nos vemos todos así. Romo te amo», indicó. Esto tras la increíble actuación del arquero venezolano que fue pieza clave de la victoria de la selección al parar, en distintas ocasiones, los ataques de los mexicanos, incluso un penal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LA VINOTINTO CLASIFICÓ A CUARTOS DE FINAL Y ASÍ FUE LA ÉPICA CELEBRACIÓN AL RITMO DE OSCAR D’LEÓN 

Compartir este artículo